Biografía de Jaime Sabines

Jaime Sabines Gutiérrez (Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; 25 de marzo de 1926 – Ciudad de México; 19 de marzo de 1999). Fue un poeta y escritor mexicano, el más entrañable de los poetas de México, lega eso en su poesía: las entrañas de la piel, las entrañas del ser. Surge diciendo cuanto se encuentra en el fondo y cómo se encuentra en el fondo (de una manera vital y desgarrada) de los hombres y diciéndolo bien.

No pacienta entre la liviandad del espíritu sino que se apropia el heno de la carne. Le importa la terrenalidad en cuanto ámbito que es de la pasión, de la expresión de la construcción de los hombres y las mujeres. Sus demonios y sus aspiraciones son aquellos derivados de la misma pasión, fuente donde vive y vibra la fidelidad a los instintos, a los instantes, tabla verdadera de salvación y de la realización.

Fue hijo de Julio Sabines, quien emigró del Líbano en 1902. Don Julio llegó a Chiapas en 1914, ahí conoció a Doña Luz Gutiérrez, hija de una familia burguesa de la zona y posteriormente madre de Jaime Sabines.

Jaime Sabines tuvo una infancia normal, fue jugador de trompo, canicas y basquetbol. Declamador desde la primaria, lo fue oficialmente en la secundaria.

En 1945 viajó a la Ciudad de México para comenzar sus estudios como médico, pronto se dio cuenta de que la carrera de medicina no era para él, en ese momento es cuando comienza su carrera de escritor. Regresó a Chiapas por una corta temporada y estuvo trabajando en la mueblería de su hermano Juan.

En 1953 se casó con Josefa Rodríguez Zebadúa con quien tuvo cuatro hijos: Julio, Julieta, Judith y Jazmín.

Falleció el 19 de marzo de 1999 en la Ciudad de México, víctima de cáncer, a la edad de 72 años.

Bibliografía: ConsejoEstatal para Las Culturas y las Artes de Chiapas
Unidad de informática. Chiapas México 2012

Sus Obras:

 

 

 

Lento, amargo animal

Yo no lo sé de cierto

Los amorosos

Entresuelo
Horal
Uno es el hombre

Yo no lo sé de cierto, pero supongo

Me gustó que lloraras

Es la sombra del agua

Mi corazón emprende

Miss X

    

En los ojos de los muertos

En la sombra estaban sus ojos
Te desnudas igual que si estuvieras sola

Los he visto en el cine

Tía Chofi
A estas horas, aquí
No quiero paz
La cojita está embarazada

Ésa es su ventana

Sigue la muerte

  
    

Tarumba

A la casa del día

Ay, Tarumba

La mujer gorda

En este pueblo, Tarumba

A caballo, Tarumba

Después de leer tantas páginas…

Oigo palomas en el tejado del vecino

¿Qué putas puedo puedo hacer con mi rodilla?
La primera lluvia del año

Amanece la sangre

Duérmete, mi niño

La procesión
Dice Ruben
Ocurre que la realidad
Soy mi cuerpo

Aleluya

 

La tarde del domingo

Te quiero a las diez de la mañana

¿Es que hacemos las cosas sólo para recordarlas?

Si hubiera de morir

¿En qué callejón

En el estadio de la ciudad

A medianoche

Hay un modo de que me hagas completamente feliz

Con la flor del domingo

Ocurre que la realidad
Soy mi cuerpo

La procesión
Dice Rubén
Ésa es su ventana—

  

Tu cuerpo está a mi lado
No es que muera de amor

No es nada de tu cuerpo
Me doy cuenta de que me faltas
He aquí que tú estás sola
He aquí que estamos reunidos
Igual que la noche
Ahora puedo hacer llover

    

Cuba 65

Espero curarme de ti
¡Qué costumbre tan salvaje…
Cuando tengas ganas de morirte
Te quiero porque tienes las partes

El mediodía en la calle

Esta mañana imaginé mi muerte

Pétalos quemados

Cuando estuve en el mar

Me dueles
Canonicemos a las putas

Autonecrología

Soy mi cuerpo

Me preocupa el televisor
Para hacer funcionar a…
Pensándolo bien…

Cantemos al dinero

  

Doña Luz

Tlatelolco 68

Como pájaros perdidos

He repartido

  
  

El peatón

La luna
Tu nombre

Sísifo

¿Nocturno?

Todo me lo has dado, Señor

Estoy metido en la política

Me encanta Dios

A estas horas, aquí

  

 

Uno es el poeta. Antología.

140 págs.
Edición de Carmen Alemany Bay.

Visor Libros. col. Visor de poesía

    Jaime Sabines era de esos escritores convencidos (aunque es suya la frase <<No quiero convencer a nadie de nada>>) de que la poesía es emoción y de que el poeta, desde la autenticidad poética siempre, tiene el deber de transmitir esas emociones. <<No sirve esconderse tras una máscara>>: hay que enfrentarse a lo que ofrece la vida y a lo que nos quita la muerte sin que el verso pierda el asombro virginal al hablar de estos temas poéticos. Sin duda, en sus más de treinta años de escritura nos ha enseñado a través de las palabras que, dodne hay vida, hay poesía.
      Nacido en el estado de Chiapas, en el sureste de México en 1926, y fallecido en el último año del siglo XX en Ciudad de México, Jaime Sabines nos ha dejado un legado literario que en pocos lectores de poesía en habla hispana han podido descubrir. Sus libros no traspasaron en muchas ocasiones las fronteras mexicanas, a pesar de que, como ha dicho José Emilio pacheco, es uno de los escasos poetas mexicanos que verdaderamente han hecho una obra, y que, sin duda, muchas de sus composiciones están entre las mejores de la lengua española.. 

 

 

Categorías: LITERATURA | Etiquetas: | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: